Poligono Industrial Juncaril
C/ La Calahorra, Nv. 13
18220 Albolote (Granada)

Teléfono
958 467 394

El verano es una de las épocas del año en la que se producen más robos en las viviendas debido a que la gran mayoría de los españoles aprovechamos la época estival para marcharnos unos días de vacaciones. Esta situación la aprovechan los ladrones para planificar sus robos y entrar en las casas que saben que van a estar vacías para que el robo resulte más sencillo.

Para que esto no suceda, lo más fácil es la prevención. En este sentido, no hay nada más efectivo que recurrir a la instalación de alarmas para nuestro hogar. De esta forma, los ladrones sabrán que entrar en esa vivienda resultará más difícil y el robo tendrá muchas posibilidades de fracasar, por lo que decidirán optar por buscar una casa sin alarma antes que lanzarse a una que cuente con protección.

Normalmente, un ladrón de casas actúa de la misma forma antes de proceder a un robo. Repasamos en qué suelen reparar los delincuentes a la hora de elegir un objetivo para perpetrar sus fechorías para que conozcas de primera mano cual es la forma de actuar de los ladrones.

ESTUDIO DE LA ZONA

Si atendemos al modus operandi de los ladrones de casas, nos encontramos con que lo primero que realizan antes de cometer un robo es un estudio minucioso de la zona. Podemos definir esta fase como un acto de preparación previo al robo. En muchas ocasiones marcan las viviendas para saber si se encuentran vacías o no. Esto lo consiguen colocando testigos en las puertas como trozos de papel, plásticos, hilos, etc.

Si después de colocar esos objetos vuelven a la vivienda y estos siguen en el mismo lugar que los dejaron lo tomarán como una señal clara de que nadie entra en la casa y, por tanto, es un objetivo claro para cometer un robo y tienen vía libre para actuar.

CÓMO ENTRAN EN LA VIVIENDA

Después de tener claro su objetivo, el ladrón de casas puede proceder a entrar en la vivienda de muchas maneras. Los expertos prefieren acceder sin dejar signos de fuerza externa, sin forzar nada, algo que pueden conseguir introduciendo entre el marco de la puerta una tarjeta de crédito o una radiográfica si el dueño de la casa no ha cerrado con llave. En caso contrario, uno de los métodos más utilizados es el de recurrir a una ganzúa, que funciona del mismo modo que una llave.

Existen muchas maneras de entrar en una casa y son más fáciles de lo que muchos se piensan. Lo normal es que si un ladrón se propone entrar en un hogar, acabe entrando. Por este motivo la mejor solución para evitarlo será la instalación de un sistema de vigilancia.

TIPOS DE LADRONES

A la hora de cometer un robo nos podemos encontrar con diferentes tipos de ‘cacos’ como protagonistas y cada uno de ellos con un modus operandi distinto:

Ladrón ocasional

Sería el tipo más básico de ladrón de casas. Suelen utilizar violencia física y herramientas pequeñas. No conocen el botín que se pueden encontrar en el interior y asumirá poco riesgo a la hora de cometer el robo.

Ladrón con práctica

Utiliza herramientas de mayor calibre y está dispuesto a asumir un riesgo mayor. Está acostumbrado a realizar robos asiduamente.

Ladrón experto

Son los mejores preparados. Suelen planificar todo al milímetro y usan herramientas eléctricas para entrar a las viviendas. Buscan conseguir botines considerables y están bien organizados.