Poligono Industrial Juncaril
C/ La Calahorra, Nv. 13
18220 Albolote (Granada)

Teléfono
958 467 394

Sistemas de Alarma

¿Qué son los sistemas de alarmas?

Son elementos de seguridad pasiva, capaces de advertir la intrusión o allanamiento de una propiedad o inmueble y comunicar este evento de múltiples maneras: sirenas, aviso a Policía mediante CRA (Central Receptora de Alarmas), aviso al propietario, etc.

Estos sistemas tienen que ser instalados por una empresa autorizada e inscrita en el Registro de Empresas de Seguridad del Ministerio del Interior. Su función última es la de alertar, local o remotamente, de un intento de violación o sabotaje.

Actualmente existe una tendencia en el mercado a instalar sistemas de alarma inalámbricos, frente a los tradicionales cableados, que viene determinada fundamentalmente por aspectos económicos y no funcionales.

Los sistemas inalámbricos se instalan rápidamente, debido a la ausencia de cableado entre los elementos y es habitual que se compongan, principalmente, de detectores de movimiento para interiores, algún contacto magnético para apertura de puerta y mandos a distancia para conexión/desconexión del sistema.

Si analizamos estos sistemas desde el punto de vista de la seguridad tenemos:

  • La comunicación inalámbrica entre los equipos es vulnerable frente a los inhibidores de frecuencia, esto no se puede producir en un sistema cableado.
  • Colocar únicamente detectores de movimiento en el interior del recinto a proteger, quiere decir que se detecta la intrusión cuando ya se ha producido el acceso al área a preservar, lo que implica que se han ocasionado daños y/o violación en el exterior. Cabe señalar que si queremos permanecer en el interior con el sistema conectado, por ejemplo en una vivienda, quedaríamos limitados al obligarnos a conectar por zonas y la consiguiente desprotección del habitáculo en el que nos encontremos. Para solucionar este inconveniente existen gran cantidad de elementos de seguridad, que darán respuesta a todos los condicionantes existentes.
  • La forma de conectar/desconectar el sistema a través de un mando a distancia puede resultar cómoda, pero poco segura, pues en caso de pérdida o robo del mismo, el intruso podría entrar sin ningún impedimento, resultando más seguro el acceso introduciendo una contraseña en un teclado numérico.

Otro punto importante, a la hora de seleccionar un sistema u otro, es el medio que se utiliza para comunicar la alarma del sistema.

  • El aviso local se realiza a través de las sirenas interior y exterior, muy importante esta última por su efecto disuasorio.
  • El aviso remoto puede ser dirigido directamente al titular del sistema de alarma, recepcionando éste un mensaje de texto o voz en su teléfono o, la forma más habitual es la comunicación a una Central Receptora de Alarmas (C.R.A.), que se encarga de controlar y gestionar el sistema de alarma y, en caso necesario, dar aviso a la Policía y al titular del mismo. Estas comunicaciones se pueden realizar por varios medios: teléfono, IP, GSM, GPRS y vía radio.

Tipos de sistemas de alarmas

Disponemos de gran variedad de detectores para dar respuesta a todos los requerimientos de la instalación; los más comunes son:

  • Detectores Volumétricos: Dispositivos electrónicos, con uno o varios sensores de movimiento, diseñados para captar el desplazamiento del intruso. Son muy fiables en interiores. También existen detectores para exteriores.
  • Contactos Magnéticos: Están compuestos de un interruptor y un imán. La fuerza del imán hace que el interruptor permanezca cerrado, cuando la fuerza magnética del imán desaparece hace que el interruptor se abra y active una alarma. Se utilizan en puertas y ventanas.
  • Detectores Inerciales o Sísmicos: Su funcionamiento está basado en la detección de vibraciones y se usan para muros, cristales de seguridad, cajas fuertes, etc.
  • Detectores acústicos de rotura de cristal: Detectan el sonido que producen las lunas cuando se rompen.
  • Barreras de Infrarrojos: Sistemas de alarma perimetral compuesto de un transmisor y un receptor, entre los que se establece un haz infrarrojo que activa la señal de alarma en caso de ser interrumpido. Por lo general, se utilizan para zonas exteriores y pueden llegar a cubrir distancias de unos 200 metros.
  • Barreras Microondas: Sistemas de alarma perimetral. Detección por interrupción de haz de radiofrecuencia. La interferencia del lóbulo de protección generado entre emisor y receptor genera la señal de alarma. Las barreras de microondas permiten distancias a proteger con alcance de hasta 250 metros cada una. Existen en el mercado diferentes modelos que permiten la adaptación a cada caso particular.
  • Cable sensor para vallas metálicas: Este sistema esta diseñado para detectar intentos de intrusión a través de la cerca del perímetro. Consiste en un cable fijado sobre toda la longitud de la valla que detecta las vibraciones que se producen al treparla o cortarla. Estas vibraciones generan señales electrónicas que son analizadas por la unidad de control. Se adaptan a las vallas de metal, como por ejemplo mallas de metal soldadas, alambrados normales y de púa.
  • Cable sensor enterrado: Detección de intrusión para la seguridad exterior del perímetro, que genera un campo de detección de radar invisible alrededor de los cables sensores enterrados. Si un intruso perturba el campo, se activa una alarma y se determina el lugar de la intrusión. El sistema detecta el objetivo según su conductividad, tamaño y velocidad.

Pedir Información

Leer política de privacidad